Selecciona
tu señal

0:00
/

Más de 490 consultas en Servicio de Urgencia HRC fueron de baja complejidad (ESI 4 y ESI 5) durante el mes de junio

                Hacer un buen uso del Servicio de Urgencia Hospitalario es clave para poder entregar una atención oportuna a usuarias y usuarios que llegan con un problema de salud grave, que incluso puede comprometer la vida de un paciente. Es por ello, que desde el Servicio de Salud Atacama enfatizan en conocer el sistema de categorización de urgencia hospitalaria es imprescindible para el buen uso de la Red Asistencial.

                Patricia Saavedra, enfermera y referente de la Red de Urgencia del Servicio de Salud, entregó más detalles respecto al funcionamiento de este sistema que mejora la calidad de la atención entregada a la comunidad: “La categorización de urgencia es un sistema que se ocupa a nivel país, cualquier centro de salud que disponga de un Servicio de Urgencia, cuenta con un sistema de categorización o de Triage, donde lo que hacemos es categorizar de acuerdo a la gravedad de lo que está consultando. Se divide en cinco categorías desde el “1” qué corresponde a una urgencia vital hasta el “5” qué corresponde a atenciones que se pueden realizar en un centro de Atención Primaria, dependiendo de la sintomatología que presente el paciente”, afirmó la profesional.

                La categorización consiste en entrevistar al paciente para determinar la gravedad que presente, este es un procedimiento que se realiza para poder entregar atención oportuna a quien más lo necesite, otorgando prioridad a aquellos pacientes que tengan mayor riesgo vital.           

Por ejemplo, durante el mes de junio, el Servicio de Urgencia del Hospital de Copiapó recibió 494 consultas correspondientes a categorías “4” y “5” por lo que desde la Red Asistencial reiteran el llamado a la comunidad a que conozcan el sistema de categorización para así hacer un buen uso de los Servicios de Urgencias: “En las categorías “4” y “5” los pacientes presentan una urgencia menor y su espera por atención dependerá de la demanda por este servicio. Este nivel de urgencia debería ser resuelto en su SAPU o SAR más cercano”. Asimismo, Saavedra, enfatizó que: “Un paciente categoría “5” puede ser un niño que sólo ha presentado congestión nasal, que es una condición muy frecuente sobre todo en esta época de invierno, si no presenta ningún otro síntoma es recomendable que el niño se atienda en el SAPU o SAR. En cambio, si hablamos de un paciente inconsciente, una caída de altura o un dolor toráxico intenso, claramente eso pasa a ser mucho más grave y requiere ser evaluado prontamente”.

Por su parte, el subdirector médico del Servicio de Salud, Dr. Esteban Ricke realizó un llamado a la comunidad manifestando que “el mensaje general es que la comunidad pueda dar un buen uso a la urgencia hospitalaria. Cuando presente un resfrío o un dolor muscular que tiene varias semanas de evolución y que empezó hace mucho tiempo; le recomendamos acercarse los Servicios de Atención Primaria donde se le puede entregar una atención mucho más eficiente. De esta forma, recibirá una atención más completa porque además podemos pesquisar otros factores de riesgo, recibiendo una atención más integral. Por otro lado, si bien, el equipo médico del Servicio de Urgencia Hospitalario siempre les va a brindar la atención a las usuarias y usuarios es relevante mantener descongestionado el Servicio de Urgencia de los Hospitales para poder poner mayor atención a aquellos usuarios que vengan con patologías que pongan en peligro su vida.

Categorización:

Los Hospitales de mediana y baja complejidad y Servicios de Urgencia de Atención Primaria (SAPU, SUR, SAR) utilizan la categorización liderada por personal de salud, en el cual, a través de preguntas y control de los signos vitales, se clasifica al paciente en 5 categorías para determinar el orden de atención. Es importante recordar que estos recintos atienden por gravedad de la urgencia y NO por orden de llegada donde tienen prioridad los pacientes C1 y C2.

Categorías de Urgencias:

C1 – Paciente Grave, con riesgo vital

C2 – Paciente Grave, sin riesgo vital

C3 – Complejidad Media, puede progresar a estado grave

C4 – Condición NO Urgente, de complejidad baja

C5 – Consulta General, sin complejidad

Relacionados