20 años de cárcel imputado por delitos sexuales contra de dos menores

Investigación estuvo a cargo del fiscal adjunto de esta ciudad, Guillermo Zárate Chacana, quien acreditó la actuación delictual del acusado.

 

La Fiscalía de Atacama conoció la noche de este miércoles la sentencia que aplicó el Tribunal Oral en lo Penal de Copiapó en contra de un acusado a quien el Ministerio Público presentó a juicio. Esto luego de investigarlo por dos denuncias de connotación sexual que cometió en contra de dos niñas menores de edad.

De acuerdo a lo explicado por el fiscal que dirigió ambas investigaciones, Guillermo Zárate Chacana, luego que la Fiscalía recibió las denuncias por dos actos distintos, pero con un imputado en común, ordenó las diligencias de rigor a la Brigada Investigadora de Delitos Sexuales de la PDI con la finalidad de reunir antecedentes que llevaran a acreditar la participación del denunciado en los hechos. “Se trata de un hombre adulto con domicilio en Copiapó, quien tomó contacto con las víctimas en distintos años, concretando en su contra delitos de connotación sexual en los lugares de residencia de las víctimas en la capital de atacama”, indicó el fiscal Zárate.

Junto con las diligencias ordenadas por el persecutor, profesionales de la Unidad de Atención a Víctimas y Testigos de la Fiscalía Regional trabajaron coordinadamente con el fiscal de la causa, pudiendo así intervenir con el apoyo profesional con las víctimas de ambos casos.

De esta manera y con los medios de prueba argumentados en audiencia de juicio oral, instancia en que se presentó prueba testimonial y documental, la Fiscalía logró demostrar la responsabilidad penal del acusado quien fue declarado culpable de los delitos de violación impropia por el primero de los delitos indagados y abuso sexual impropio respecto del segundo. Respecto de ambos delitos los Jueces del mencionado Tribunal aplicaron la sanción que la Fiscalía solicitó en contra del acusado, por lo que en la audiencia de lectura de ésta de conoció que el condenado deberá cumplir la pena de 20 años de presidio en la cárcel de Copiapó.