CChC apoya a trabajadores cesantes del sector construcción en la región de Atacama

  • Ya han participado 100 personas que trabajaron en empresas socias del gremio a nivel local en el programa “Apoyo al Trabajador Cesante”, que incluye asesorías para activar beneficios públicos y privados disponibles, acceso a programas de capacitación y la entrega de un aporte solidario
  •  

Tomando en cuenta los graves efectos que está provocando la pandemia sobre el mundo laboral y especialmente en el sector construcción, actividad productiva donde se han perdido alrededor de 70 mil empleos a nivel nacional en un año, la Cámara Chilena de la Construcción (CChC) adaptó los programas sociales que impulsa año a año a través de sus empresas socias con el objetivo de apoyar a los trabajadores del sector y sus familias en el contexto de la crisis sanitaria.

“Para nosotros es clave que en un contexto de alta complejidad como el que estamos viviendo, podamos reforzar un trabajo conjunto entre empresas y colaboradores, en otras palabras fomentar un compromiso social que permita que todos podamos poner de nuestra parte para superar esta emergencia con espíritu de colaboración y apoyo mutuo”, comentó el presidente de la CChC Copiapó, Carlos Aguirre.

En este sentido, desde el gremio se está poniendo en marcha el programa “Apoyo al Trabajador Cesante”, que hasta el momento ha beneficiado a 100 personas en Atacama -13 mil a nivel nacional, de los cuales el 37% corresponde a regiones- que trabajaron en empresas socias del gremio; iniciativa que incluye orientación y asistencia por parte de trabajadores sociales para poder acceder a beneficios públicos y privados (inscripción en OMIL y bolsas de trabajo, apoyo para acceder al seguro de cesantía y a la atención de Fonasa para cesantes), oportunidades de capacitación para mejorar posibilidades laborales y también la entrega de un aporte solidario por parte de la Cámara, enfocado en alimentación o en gastos de primera necesidad.

A lo anterior también se suman iniciativas para trabajadores del sector activos o suspendidos, como la apertura de una línea telefónica para contención emocional, la realización de atención social virtual, programas dentales y oftalmológicos de urgencia, preventivos de salud e instancias de capacitación, a lo que se suman líneas de apoyo para quienes se hayan contagiado o estén con sospecha de covid-19.

Compromiso Sanitario de la Construcción

Relacionado con lo anterior, desde que comenzó la pandemia la CChC ha puesto el foco en impulsar dentro de sus empresas socias que se extremen las medidas sanitarias, para minimizar riesgos de contagio y proteger la salud de los trabajadores del sector. Hasta el momento, casi el 75% de las empresas socias del gremio constructor en Atacama se han sumado a este llamado.

“El objetivo es demostrar que existen altos estándares sanitarios para operar, este es un desafío prioritario de abordar para cuidarnos entre todos quienes somos parte de este sector productivo y, del mismo modo, para poder dar continuidad a las obras o faenas tomando todas las medidas necesarias, siempre que las condiciones lo permitan, protegiendo así fuentes laborales de muchas familias en la región”, explicó Aguirre.

El directivo agregó también que “este es un desafío que nos involucra a todos, no sirve de nada tomar las medidas en los espacios laborales, si no seguimos las indicaciones de la autoridad sanitaria en nuestros hogares, por lo que este Compromiso es además un llamado al autocuidado y a cuidar a nuestros compañeros, amigos y familias; la colaboración y solidaridad deben ser piezas esenciales en esta labor”.

Compartir en sus redes sociales:Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Otras noticias