Aprendieron sobre huertos, hornos de barro y telares: Comuneros Collas culminan Taller de Oficios junto a Minera Kinross

* Experiencia forma parte de un protocolo de acuerdo entre la Compañía y las comunidades indígenas ubicadas en el área de influencia de la minera. 

Con una hermosa muestra de los trabajos en telar que realizaron mujeres collas de distintas comunidades indígenas ubicadas en la zona de influencia de Kinross La Coipa, culminó el Taller de Oficios impulsado por la Compañía.

Esta instancia forma parte de un protocolo de acuerdo entre Kinross y las comunidades, el cual busca capacitar y generar capital humano, respondiendo al compromiso de la empresa con la comunidad.

“Nos sentimos muy orgullosos de haber culminado este programa que comenzó el 2017 y ahora estamos trabajando en otros programas para enfrentar los desafíos del presente año, trabajando integradamente con las comunidades para desarrollar programas que apunten a un desarrollo sostenible, para los comuneros collas”, explicó Guillermo Contreras, Gerente de Responsabilidad Corporativa y Relaciones Comunitarias Kinross.

Se realizó un recorrido por las comunidades que participaron en este taller, para conocer lo logrado durante un año de trabajo a cargo de la Fundación Simone de Cirene. Quedó de forma tangible en cada comunidad un huerto, un invernadero y un horno de barro, además de un taller de telar, donde las mujeres aprendieron a tejer, plasmando toda su cultura en sus creaciones.

“Fue un proceso bonito, no conocíamos las plantas en invernadero, solamente cultivábamos al sol y es bueno porque ahora vamos a tener verduritas para el invierno. Estamos contentos porque la Compañía nos ha tomado en cuenta, estamos trabajando con ellos hace rato ya y nos han considerado muy bien porque después del aluvión para nosotros esto ha sido volver a nacer porque quedamos sin nada, pero ya ven que nuevamente tenemos todo lo que siempre anhelamos” expresó Margarita Bordones, de la comunidad Colla Sol Naciente.

Así mismo lo expresó otra comunera, Miriam Rivera, quien destacó el aprendizaje obtenido. “Gracias a Kinross hemos logrado todo esto, son necesidades que teníamos hace rato, a mí los talleres me gustaron todos, sobre todo el de horno porque yo hago pan y empanadas así es que me va a ser muy útil, además del invernadero para tener hortalizas frescas”, agregó.

Compartir en sus redes sociales:Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Print this page
Print

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*