Adjudican monto concursables por aluviones

Un monto cercano a los 30 millones de pesos adjudicó el programa para la recuperación de suelos degradados del Servicio Agrícola y Ganadero, SAG, mediante el concurso implementado en apoyo a agricultores que se vieron afectados por los aluviones de inicios de año ocurridos en la precordillera de la región.

De acuerdo a lo informado por la institución, el beneficio permitirá apoyar financieramente el retiro de lodos de casi 7 ha. de terrenos anegados en la comuna de Alto de Carmen, del sector de El Tránsito, el más golpeado por el fenómeno climático. Así mismo, costeará la aplicación posterior de guano no avícola para aumentar la calidad productiva de los terrenos.

Enrique Gaytán, productor de uva mesa de exportación de la zona, señaló que el barro y las piedras le dañaron cerca de 2 ha. de parronales, afectando además infraestructura de riego. El aporte del estado le permitirá pagar maquinaria y horas hombre para el despeje, labor que ya inició este mes. En su opinión el beneficio “llega en muy buena hora, porque fue muy fuerte lo que pasó, y han sido años de esfuerzo para levantar estos parronales”.

En tanto, Walter Seriche sufrió el perjuicio de casi una hectárea de uva pisquera, canales de riego y parte de su casa, producto de la bajada de la quebrada de Angostura. “Gracias al apoyo del SAG me voy a aliviar un poco, yo ya limpié el barro y ahora voy a aplicar guano”, manifestó, agregando que los costos de mano de obra y maquinaria son altos.

Al respecto, el Seremi de Agricultura, Patricio Araya, indicó que “este aporte viene a apoyar a los agricultores que se vieron más perjudicados por el fenómeno climático, y se hace de cargo de resolver una parte del serio problema que tuvieron en El Tránsito, al que también han colaborado con ayuda otras instituciones del ministerio como INDAP”.

En tanto, la directora regional del SAG, Mei Maggi Achu, indicó que el barro y materiales arrastrados, junto con destruir los sistemas de riego, afecta a las plantas produciéndoles asfixia radicular, “es decir, la gran cantidad de lodo aplasta las raíces dejándolas sin aire, lo que genera la muerte de frutales y un daño importante a las plantas”. Agregó que el sedimento depositado tiene poca materia orgánica, y que por ello es importante aplicar guano, entre otros abonos.

Resaltó finalmente que posterior a las inundaciones de enero, el SAG dispuso de un equipo en terreno con el objetivo de realizar un catastro de los agricultores afectados y la situación en que quedaron sus campos, con el fin de contribuir a su recuperación y retomar sus actividades productivas. 

Compartir en sus redes sociales:Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Otras noticias