Viviendas nuevas en Copiapó llegan a su número más bajo desde 2012


La Cámara Chilena de la Construcción (CChC) Copiapó entregó los resultados del Informe Inmobiliario correspondiente al período marzo-mayo de 2019, donde se informó que actualmente existe un stock disponible de 175 unidades habitacionales nuevas en la capital de la región de Atacama, lo que continúa una tendencia que se viene repitiendo hace cuatro trimestres, de una baja sostenida del 30% de la oferta y que se posiciona como el stock más bajo desde 2012.

Carlos Aguirre, presidente de la CChC Copiapó, explicó que según lo que han observado como gremio, hay dos situaciones que influyen en este escenario. “Por un lado, está la adecuación de la oferta con la demanda, es decir ha existido una relantización de las ventas influida por un contexto económico complejo, lo que ha hecho que las inmobiliarias terminen de vender el stock disponible antes de comenzar nuevos proyectos y las personas pospongan una decisión que por definición es pensando en el largo plazo”, indicó el directivo.

“Pero por otra, en línea con una tendencia que también se está viviendo a nivel nacional, la poca proyección con que se están trabajando los planes reguladores y la disposición de suelo cada vez más escasa, está encareciendo toda la cadena de los proyectos que tiene efectos en el precio final, lo que está teniendo incidencia cada vez más compleja en el acceso a la vivienda y al desarrrollo de nuevas iniciativas”, complementó Aguirre. 

Cabe destacar que el Plan Regulador Comunal (PRC) de la comuna de Copiapó es del año 2002, el que ha sido complementado por algunas actualizaciones -la última actualmemte en tramitación que busca determinar las áreas de potencial riesgo en la ciudad-,  por lo que de las 4.208 hectáreas que contempla este instrumento de planificación, sólo quedan 264 aptas para construcción.

Desde el gremio constructor precisan, que con la aprobación del Plan Regulador Intercomunal Costero (Pricost) de Atacama, que incluye las nuevas áreas de extensión urbana, es el momento de empezar a trabajar sobre en la actualización de los instrumentos de planificación.

Planificación urbana y déficit de viviendas

La Cámara Chilena de la Construcción dio a conocer el Índice de Acceso a la Vivienda (PIR, por sus siglas en inglés), un indicador internacional que refleja la cantidad de años en que una familia de ingreso promedio tiene que destinar todos esos ingresos para financiar una vivienda de precio promedio, que en el caso de Santiago se ubicó en la categoría de “severamente no alcanzable”.

“Este es un tema que se está volviendo cada vez más complejo y que debemos abordar, para eso proponemos generar una labor mancomunada e integrada entre distintos actores de la región, que incluya participación ciudadana en etapas tempranas, para trabajar en instrumentos de planificación con visión de largo plazo, como lo hacen países avanzados en esta materia como Australia, y desde ya contemplar dónde se ubicarán las viviendas que se requerirán en los próximos años, como también la infraestructura y equipamiento que se necesitarán, necesitamos construir entre todos una visión de hacia dónde pueden crecer nuestras ciudades”, afirmó Aguirre, quien además precisa que esto no sólo corre para los inmuebles de financiamiento privado, sino que también para la vivienda social.    

Según información del Ministerio de Vivienda y Urbanismo, el déficit habitacional en la región de Atacama llega a las 7.961 viviendas (que podría llegar a casi el doble si además se consideran los allegados, según información de la CChC), lo que se suma a la explosiva aparición de campamentos y a la demanda “natural” que seguirá generándose durante los próximos años en la zona (en el contexto de un promedio de 3,1 personas por hogar, según los últimos datos del Censo), la que además podría verse dinamizada por la entrada de grandes proyectos mineros en el mediano plazo.

Segmentos más dinámicos

Según el Informe Inmobiliario de la CChC Copiapó, correspondiente al trimestre marzo-mayo, la mayor parte de la oferta estuvo concentrada en departamentos, llegando a representar más del 70% de las viviendas nuevas en la capital regional. En este escenario, son los inmuebles de entre 2.000 a 3.000 UF los que han presentado una mayor dinámica, seguidos por el tramo entre 1.000 a 2.000 UF.

Para el caso de los metros cuadrados, la mayor cantidad de unidades habitacionales disponibles están en el tramo entre los 61 y 70 m2, seguido por los de 51 a 60 m2. En cuanto a las tipologías, los departamentos de tres dormitorios y un baño se mantienen como el segmento con mayor demanda.

.

Compartir en sus redes sociales:Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Otras noticias