Sag Atacama inició encuentro de certificación sanitaria de exportaciones

Con una alta participación de contrapartes y representantes de empresas frutícolas del rubro de la uva de mesa de la región, el SAG Atacama, de manera telemática, realizó un encuentro para revisar los pormenores del proceso de certificación sanitaria de exportaciones para la actual temporada frutícola próxima a iniciar.

 

Como novedades, se dio a conocer el protocolo del Servicio para la prevención del contagio por Covid-19 en plantas frutícolas y puerto de Caldera, considerando que sus funcionarios deben estar presente en dichos sitios. Así mismo, se comentó el plan de contingencia ante posibles paros laborales en el puerto.

 

Otro aspecto importante, fueron las modificaciones que presenta el sistema de certificación en línea de exportaciones hortofrutícolas (Multipuerto), el que está habilitado para Caldera, y que mediante vía digital busca facilitar y agilizar el proceso de envíos al extranjero, dando garantías a los mercados de la sanidad de la fruta regional.

 

La directora regional del SAG, Mei Maggi Achu, comentó que el trabajo de su organismo con las empresas frutícolas regionales es de larga data, y que existe confianza mutua para cumplir y certificar los requisitos fitosanitarios exigidos por distintos países en el mundo a los que llegan los productos regionales.

 

“No es un año normal, lo sabemos, todos hemos sido afectados de alguna u otra forma por las consecuencias de la pandemia mundial por Covid-19, aun así, esperamos que sea una muy buena temporada frutícola, y nosotros como SAG entregaremos todo nuestro apoyo en materias sanitarias”, señaló la autoridad.

 

Agregó que para la segunda semana del mes de diciembre se espera la llegada a Caldera del primer barco de la actual temporada, fruta que sale mayoritariamente con destino a Estados Unidos.

 

La temporada de cosecha y exportaciones de uva de mesa 2019-2020, alcanzó una producción de más de 10 millones 10 mil cajas (fuente ASOEX), de las cuales más de la mitad fueron enviadas al mercado de Estados Unidos, seguida por los destinos de lejano oriente, Latinoamérica y Europa, entre otros puntos. 

 

En materia sanitaria, el Servicio monitorea permanentemente la presencia de Lobesia botrana (polilla de la vid), plaga no establecida en la región, aunque presenta hallazgos aislados de insectos adultos cada temporada.

 

Producto de ello, Atacama mantiene un área cuarentenada correspondiente a la zona urbana de Copiapó, donde todo comercializador y transportista de uva de mesa, ciruelas y arándanos debe estar registrado ante el SAG y cumplir requisitos especiales de funcionamiento.