CORE valora gestión hídrica de Hacienda Ventana en Vallenar

En la última Sesión Ordinaria n°22 del Consejo Regional de Atacama, desarrollada este martes 17 del presente mes, por vía Zoom, se destacó el trabajo de la Comisión Provincial de Huasco, donde se abordó la problemática de la Hacienda Ventanas y la suspensión de agua para riego la que, posteriormente, se solucionó mediante un acuerdo entre privados y la Junta de Vigilancia.

De acuerdo a esto, la Presidenta del CORE Atacama, Ruth Vega Donoso, señaló durante el Pleno estar muy conforme y agradecida con el trabajo que se está desarrollando, en forma permanente, desde este órgano público colegiado, como en este caso, respecto a la significativa labor realizada por los Consejeros Regionales Fabiola Pérez, Juan Santana, Rebeca Torrejón y Roberto Alegría, integrantes de la Comisión Provincial de Huasco, quienes lideraron el diálogo y acercaron posturas entre los involucrados para poder resolver el problema que estaban teniendo los vecinos de la Hacienda Ventanas de Vallenar.

Durante la reunión, se informó que son más de 200 trabajadores y 40 familias que viven en el sector de Hacienda Ventanas, las que estaban imposibilitadas de seguir laborando ante la limitante del agua para riego, peligrando incluso el quedar sin empleo. Una solución que finalmente llegó en beneficio de la comunidad.

 

RECURSO HÍDRICO

 

En la ocasión, se anunció además que, desde el Consejo Regional de Atacama, a través de su Comisión de Medio Ambiente junto al trabajo mancomunado con las demás Comisiones, se continuará avanzando en estrategias centradas en el recurso hídrico de la región.

El compromiso de los 14 Consejeros y Consejeras Regionales, representados por su Presidenta Ruth Vega Donoso, es lograr instalar mecanismos eficientes y eficaces que resguarden este vital elemento como es el agua. Para ello, el trabajo de las comisiones es fundamental para generar debate, análisis y nuevas alianzas que sustenten la creación de políticas públicas que fortalezcan los instrumentos de gestión, con que cuenta el territorio de la región de Atacama, para así robustecer las medidas de protección y condicionar el uso del recurso hídrico en las distintas actividades productivas de la zona, pensando en el bienestar de los habitantes y su entorno.